Costes ocultos de los datos maestros

Por Israel Rosales el 01 de septiembre de 2014

A menudo, nuestros clientes se enfrentan a serios problemas derivados de grandes cantidades de datos, y no puedo evitar recordar algo que aprendí hace ya tiempo: “No hay nada tan grande como un buque”. Solo hay que imaginar la cantidad de códigos de materiales necesarios para construir un buque, uno de los grandes, el tipo de navío donde miles de personas pueden vivir durante meses. Os propongo que intentéis encontrar un solo elemento que no estaría incluido en la lista de materiales necesarios para construir uno de estos buques. Tras tres años poniendo este ejemplo, todo material que he podido imaginar, estaría en el barco.

Los grandes buques son uno de los mejores ejemplos de caso de fabricación compleja que nos podemos encontrar:

  • buque datos maestrosMuchísimos materiales (recuerdo que, para cada buque nuevo, se establecen casi 50 .000 códigos de material diferentes):
    • Materiales estructurales tales como acero en diferentes formas: láminas, vigas…
    • Materiales de instalación, como tuberías o cables.
    • Materiales estéticos, como pinturas o barnices.
    • Equipamiento complejo, como radares o motores.
    • Un millón de tornillos, aros y piezas pequeñas.
    • Todo lo que se pueda encontrar dentro de una casa: mesas, camas, cubertería…
  • En general, si hablamos de buques enormes, veremos que solo unos pocos se construyen exactamente de la misma forma. Esto es un ejemplo claro de un escenario ETO (Engineering To Order), con diseño y fabricación a medida del cliente.
  • Muchos equipos y empresas diferentes trabajan con pedidos de trabajo complejos que habría que unificar.

Quizá usted no construya buques, pero puede que le suenen estos problemas sobre grandes cantidades de datos:

  • Más existencias de las necesarias por subcomponentes duplicados en la lista de materiales de los diferentes  componentes terminados. Esto siempre es el motivo por el que muchos lotes alcanzan su fecha de caducidad estando aún en el almacén.
  • Errores en los datos de materiales (por ejemplo, todas las diferentes unidades de medida: unidad base, unidad de adquisición, unidad de producción…) que, como resultado, provocan tener que volver a realizar el trabajo por los errores en los pedidos de producción (si utiliza cajas, unidades, kilos… si la NASA se equivoco mezclando metros y yardas imagine lo que le puede ocurrir a usted).
  • Retrasos en la producción debidos a los retrasos en la adquisición de materiales.
  • Puede que el motivo de sus dolores de cabeza sea esta lista infinita de datos sucios…

Por lo tanto, con independencia de si construye buques de guerra, automóviles, galletas, teléfonos, medicinas o barquitos de juguete para la piscina, si tiene miles de materiales, necesita que sus datos maestros sean de la mejor calidad posible para, así, poder ser más eficiente y eliminar todos los costes ocultos.

En Winshuttle ayudamos a que nuestros clientes consigan unos datos maestros perfectos gracias a nuestras herramientas, con las que no necesitará saber programación. Así, podrá alcanzar sus objetivos con unos pequeños pasos para la mejora y sin un proyecto de implementación extremo. Consulte las soluciones de Datos maestros de Winshuttle si desea más información.

Sobre el autor

Israel Rosales

El blog de Winshuttle está escrito por líderes intelectuales que se centran en aportar contenido sobre una variedad de temas, desde noticias de la industría, mejores prácticas y actualizaciones de software, hasta educación continua y trucos y procedimientos, y mucho más.

¿Desea hacer alguna pregunta o comentario acerca de este artículo?

Continúe la conversación en Twitter usando @IsraelRosJ